Blog

enero 29, 2017

La postura correcta para cuerpo y mente

2

Cada parte y rincón de nuestro cuerpo presenta gran importancia y relevancia en nuestra salud, no se debe dejar por sentado nada y estar al pendiente de nuestra salud en todo momento, pues incluso los más pequeños hábitos pueden ocasionar grandes problemas.

Muchas veces no notamos que nuestro cuerpo y espalda se encuentra en una postura inapropiada para la salud que pueden ocasionar, a la larga, problemas que pueden resultar molestos e incluso dolorosos. Una buena postura no sólo te ayuda a sentirte bien, sino que también es saludable para los músculos, articulaciones, circulación sanguínea y mente.

Una buena postura brinda la capacidad de mantener una posición estable, tanto si se está sentado, parado o acostado, así como para llevar a cabo cualquier movimiento utilizando el mínimo de contracción muscular y de tensión en ligamentos.

Una buena postura contribuye a reducir la fatiga, ya que los músculos se utiliza de forma eficiente, mantiene los huesos y articulaciones en una alineación correcta, evita sobrecargas en las articulaciones, disminuye la tensión en ligamentos, previene la tensión muscular, así como el dolor de espalda y de cuello, ayuda a aumentar el autoestima y estiliza la figura corporal.

Parece fácil, pero en muchas ocasiones cuando una persona no tiene una postura correcta tarda en darse en cuenta y para cuando esto sucede el hábito puede estar ya arraigado a lo largo de cuerpo, haciendo que sea complicado tomar una posición correcta.

Sin embargo, existen una serie de acciones que se pueden implementar para buscar la tan ansiada postura correcta. ¡Toma nota!

  • Así que cuando estés de pie: haz como si quisieras crecer, intenta sentirte más alto!
  • Mantén la cabeza erecta con las barbilla un poco hacia adentro.
  • Mantén más o menos en la misma línea las orejas con tus hombros.
  • Mantén los hombros hacia atrás.
  • Las rodillas estiradas y la espalda
  • Deja los brazos hacia debajo de una manera natural a lo largo del cuerpo.
  • Contrae ligeramente los músculos abdominales e intenta no rotar la cadera hacia atrás.
  • Asegúrate que el arco plantar de los pies esté en una posición neutra con un mínimo de espacio entre la planta del pié y el terreno (no pies planos).
  • Distribuye el peso del cuerpo sobre la parte anterior de los pies y no solo sobre el talón.
  • Mantén los pies más o menos con el ancho de tus hombros.
  • Si tienes que quedarte de pie y parado durante mucho tiempo, traslada el peso del cuerpo de un pie a otro o de los talones a la punta del pie.

Se trata que con el paso de tiempo y mucha perseverancia se puedan conseguir la correcta postura hasta que esta llegue a hacer algo cómodo y natural. Es un principio el cuerpo se sentirá extraño e incómodo en la búsqueda de una mejor postura, sin embargo, esto es normal pues músculos, ligamentos y articulaciones comienzan a funcionar de forma diferente, haciendo que el proceso de la incomodidad a la comodidad tarde un tiempo en aparecer.

Estilo de Vida , , , , , , , , , , , , , , ,
About admin

Envío gratuito